Mujeres, somos del mismo equipo

Las mujeres conocemos el tiempo que nos toma elegir el “outfit” para ir a tomar una copa de vino con las amigas de la oficina, para vernos sexy al salir a cenar con nuestra pareja o simplemente para estar cómoda e ir de compras con nuestra amiga; ni hablar del tiempo extra que nos lleva decidirnos por ese vestido perfecto para asistir a la boda de nuestra prima y sobre todo del tiempo que nos toma cuando se trata de probarnos ese traje de baño con el que nos luciremos en la playa juntos a los amigos.  

No vamos a tapar el sol con un dedo, a las mujeres nos fascina vernos siempre bien para cualquiera que sea la ocasión; buscamos que las zapatillas azules combinen con la blusa floreada y los jeans que llevamos puestos, que los accesorios sean los perfectos para el momento y sobre todo que el maquillaje sea el detalle que complementa todo el “look”.

Hemos escuchado por ahí que la mujeres nos arreglamos por y para las mismas mujeres, esto se debe a que inconscientemente tenemos una rivalidad y competencia permanente por ver quien viste el último grito de la moda o utiliza la paleta de colores de la temporada y es seguro que, durante el bautizo del sobrino, nos observemos unas a otras y nos enfoquemos en cada detalle que va desde el peinado hasta el color de las uñas.

Y aunque tenemos claro que no nos arreglamos así por complacer a ningún hombre, nos encante que nos digan lo guapas que estamos; pero cabe decir que realmente nos dedicamos ese tiempo a nosotras mismas para cuidarnos, sentirnos y vernos bien, definitivamente así es como nos consentimos.

…buscamos que las zapatillas azules combinen con la blusa floreada y los jeans que llevamos puestos…

Entonces mujeres si sabemos el tiempo que dedicamos para vernos impecables, hagámonos porras entre hermanas, amigas, primas o vecinas, digámonos  las unas a las otras lo guapas que lucimos para el convivio de la compañía o elogiemos la atinada combinación de tonalidades que nuestra prima eligió para llegar a la despedida de soltera, recordemos que somos de un mismo equipo así que seamos un apoyo mutuo y empecemos por hacernos sentir bellas.  

Recuerda que ser bella es sentirse bien por dentro y verse bien por fuera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *